Baño Turco

Es una variedad de baño de vapor practicada tradicionalmente en Turquía.
El baño turco combina cuatro elementos básicos, el calor seco, el calor húmedo, frío y el masaje. Estos elementos estimulan y limpian el cuerpo además de mejorar la salud. El bañista primero entra en una sala caliente, el cuerpo empezará a sudar hasta que la acción del vapor se mantenga el nivel de sudoración. Uno mismo se limpia con agua y jabón mediante de un masaje relajante. Después se toma un baño frío para que el cuerpo vuelva a la temperatura normal.

BENEFICIOS
El calor acelera las funciones metabólicas, aumentando la respiración, la frecuencia cardíaca y estimulando por tanto el sistema nervioso y hormonal.
El vapor produce una equilibrada dilatación de los poros, que elimina toxinas e impurezas.
Al dilatarse los poros y entrar el vapor de agua se produce una limpieza de la piel, quedando suave.
Indicado para adolescentes con problemas de acné al limpiar los poros en profundidad. También útil antes del afeitado para suavizar la piel.
Es menos estresante para el organismo que la sauna seca o finlandesa, tiene más efecto de relax, aunque al inicio hay que acostumbrarse a la sensación de agobio que produce el respirar aire tan saturado de vapor de agua.
Al igual que la sauna seca se alterna con baños de agua fría y con la peculiaridad que también se suelen introducir sesiones de masaje, de ahí el efecto aún más relajante.

Formulario de Contacto

Si desea que lo contactemos, complete el siguiente formulario

logo chico
 

 TELÉFONOS

011 4215.5982 / 0398
011 4254.9009
011 15.5248.6660 / 15.4974.6660